YO DENUNCIO

Publicado: 20 febrero, 2012 en #SPANISHREVOLUTION, Noticias de interés general, por alusiones

 

 

Francis Vaz

YO DENUNCIO
Después de mi escrito de ayer reclamando reflexión y defensa del pacifismo como alternativa a una revolución activa e insumisa he de decir que la gran mayoría de vosotros pensáis igual que yo y quiero agradecéroslo. Pero también ha habido algunos radicales que me han insultado y amenazado, sobre todo en un muro llamado “Revolución extrema”. Hoy quiero aclarar aún más mi posición y (creo) la del partido ciudadano GUÍA, al que pertenezco. No obstante todo lo que expondré en adelante, recae sobre mi exclusiva responsabilidad.
Yo denuncio las brutales acciones de algunos policías y antidisturbios en Valencia, durante estos tres últimos días. Ha sido desproporcionada, incluso cruel física y verbalmente, Además cometidas contra niños, contra menores indefensos. La imagen de ese policía pateando y tirando de los cabellos a una niña de 14 años debería avergonzar a todo el cuerpo policial, les deshonra, por eso no entiendo su defensa corporativista y su asquerosa doble moral, cuando se supone que ellos debieran estar para velar por los derechos y la dignidad de los ciudadanos, sólo se dedican a exculpar sin argumentos válidos a sus propios compañeros (también hay benditas excepciones, no quiero generalizar). Pero señores policías, ayer leí un foro vuestro, del C.N.P. y sentí frustración y una honda pena. Excusabais vuestras acciones en supuestas leyes que todos debemos cumplir y yo os digo que no todas las leyes son justas, que las leyes las crea el que está en el poder, y hay poderes represores y corruptos que sólo crean leyes injustas que es, para vosotros, amoral y deshonroso hacer cumplir. No sois lacayos, no sois mercenarios, sois o deberíais ser la representación del valor, del héroe pacificador, del honesto y abnegado defensor de la integridad de todos y cada uno de los ciudadanos de bien que pueblan España. Yo os pido que reflexionéis, porque en vuestra mano está la convivencia en paz en el cercano futuro de nuestro país.
Yo denuncio a los radicales, a los instigadores de violencia, a aquellos que siempre ha vivido de la carroña y por eso necesitan sangre, a los manipuladores felones que allá donde van es solo para reventar algo, a los pobres chicos inconscientes que se dejan manipular por ellos, a los traidores que en las asambleas dicen ir de buen rollito y en cuanto empieza la juerga cogen palos, barras de hierro y comienzan a golpear coches, destrozar cabinas y escaparates, abrir cabezas, a esos señores que alzan sus banderas rojinegras y gritan “Muerte a la democracia, viva la anarquía”. A esos señores le digo que han de entender que son una escasísima minoría y que la minoría jamás tiene la razón, desde luego no la tiene sin en la partida que jugamos, nos jugamos la vida. Y con la vida de los otros no se juega, muchachos, con la vuestra haced lo que queráis, pero dejad en paz la vida de los demás.
Yo denuncio a los vendidos, a los infiltrados, a los perros traidores pagados por el poder. Esos ni siquiera merecen mis palabras.
Yo denuncio al gobierno del PP, a los corruptos y a los tan sólo inmorales. En base a su ansia de codicia y de poder están llevando al pueblo a un sufrimiento sin límites. Con adoración a Dios, a la rentabilidad del mercado financiero y al estatus de prestigio está llevando a los ciudadanos a la muerte. El índice de suicidios ha subido de forma exponencial, con casi cinco millones y medio de parados, aprueban por decreto una reforma laboral que dejará a más personas en el paro y, por tanto, en la miseria. Dejarán desatendidos a miles de ancianos, enfermos y desvalidos físicos. Matan de hambre a la población mientras se reparten el dinero con los bancos. Son unos delincuentes miserables, abyectos y solo les digo que no les quepa la menor duda de que serán destituidos, juzgados y condenados por el pueblo.
Yo denuncio a los del PSOE por ser unos hipócritas, unos mentirosos, unos traidores y unos corruptos sinvergüenzas que van de señoritos pijas por la vida, cuando no son más que unos patéticos hidalgos, ladrones de migajas. Tanto boato y tanta mierda, tanto guateque cultureta y no sois más que unos ladronzuelos de poca monta. Comisiones por aquí, comidas con los generosos banqueros, venga privilegios para mí, que yo me lo merezco, que tengo mis influencias y mientras tanto al pueblo se le lava de vez en cuando la cara y se deja en la estantería más oscura para que se vaya pudriendo. Sois unos sinvergüenzas hipócritas y seguro que hoy estaréis en la cabecera de la manifestación.
Yo denuncio a la generalidad del resto de partidos con representación parlamentaria por inconscientes y por haber tragado tantos años del pastel de los privilegios sin decir nada. Yo los acuso de hipócritas también y de irresponsables, porque aún no han sido capaces de dar una muestra de responsabilidad de Estado y limar asperezas para formar una candidatura conjunta para derrocar el bipartidismo tóxico de ésta, nuestra España. Pero claro, ellos siguen a su rollo, soñando con un mayor trozo del pastel y para nada quieren renunciar a sus inmorales privilegios.
Yo denuncio a los sindicatos de desleales con los trabajadores, los acuso de defender sólo su institución corporativa y dejar vendido al trabajador a cambio de suculentas subvenciones del estado o de las entidades financieras. Y ahora tenéis la desfachatez de convocar una manifestación para seguir con vuestra magnífica interpretación teatral. ¡Qué poca vergüenza! Yo iré a la manifestación de hoy porque hay que ir a todas, pero vosotros, vosotros no merecéis más que os escupan en la cara.
Y, por último, quiero denunciar a todo aquel que aún no ha salido a la calle, porque mientras no lo hagáis le estáis dando veda al gobierno para que nos apriete más y tenemos un presidente monigote cuyos hilos mueven otros. Otros, señores, que lo quieren todo, sí, sí, también lo suyo, su ambición es incontenible, y más tarde o más temprano a usted le llegará el momento: una llamada del banco, un despido inesperado, una enfermedad, etc… O le tocará a su hijo, a su tío, a su vecino y comenzará a sentir el frío, un frío insoportable y se dará cuenta de que está solo, o sola, porque los demás, al igual que usted antes, tienen miedo a que les vean, a mancharse, ante los que aún pueden aparentar, de los que ya son capaces de mostrar públicamente su dolor. Y yo le digo que no tema al contagio, que es nuestra unidad lo único que logrará cambiar nuestro destino y en nuestras manos enlazadas está lograrlo. No lo piense más, únase a nosotros, defienda sus derechos, los mismos derechos de todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s